Ahora que se reanudan los partidos y prácticas deportivas, muchas personas empiezan a hacer clases de pádel. Esto es así porque, demás de ser un deporte de poco contacto, últimamente se ha puesto de moda por su dinamismo. Sin embargo, no es tan fácil como parece, ya que requiere de técnicas específicas y destrezas de coordinación. Pero no hay nada que con constancia y buena práctica no se logre. Así que, si quieres jugar pádel de forma profesional, consulta nuestro curso. O sigue leyendo, te contamos algunos consejos claves y las reglas del juego para que te vayas dando una idea.

Clases de pádel para ser un gran jugador

El objetivo del pádel es hacer un punto cuando algún jugador del equipo contrario no puede pasar la bola al otro lado de la red. Para logarlo, debes posicionarte en intención de ataque y en la zona que te facilite hacer esta acción. En este sentido, podemos decir que el pádel es una lucha para tener el control en la red.

Ahora bien, este deporte cuenta con reglas y pautas que se deben tener muy en cuenta. Una de ellas es que, aunque puede enfrentarse un jugador contra otro, el pádel está pensado para jugarse en parejas. Por eso es considerado una actividad deportiva de equipo.

No obstante, para contar su puntuación se realiza de manera similar al conteo del tenis. Por ejemplo, los partidos se hacen de 3 sets y se siguen bajo la linea de ventajas e iguales. Es decir, cuando una pareja gana el primer punto se cantará “15”. Al ganar un segundo punto se cantará “30”. Al ganar el tercer punto se cantará “40”, y con el cuarto punto se cantará “juego”, y será ganado. Excepto si ambas parejas han conseguido tres puntos, con lo que la puntuación recibe el nombre de iguales”. 

El tanto siguiente se llama ventaja en favor del ganador y si este mismo lo gana se queda con el juego. Si este lo pierde, se volvería a “iguales”. Y así sucesivamente hasta que una pareja gane dos puntos seguidos.

En este sentido, la pareja que gane 6 juegos, con un mínimo de 2 de ventaja, se anotará el set. Si hubiera un empate a 5 juegos se jugarán dos más, hasta ganar por 7-5. Pero, si hay un empate a 6 juegos se aplicará el «tie-break» o desempate. La idea es que se juegue al mejor de tres sets, aunque ganará la pareja que antes sume dos sets.

Consejos para jugar a pádel

Si tomas clases de pádel, lo primero que aprenderás es a hacerte con un equipo adecuado. En este deporte es importante tener un buen calzado y una buena pala de pádel. Igualmente, contar con algunos pantalones cortos con bolsillos te ayudará a guardar las bolas para ganar tiempo.

Por otro lado, algo que te ayudará mucho a entender el juego es ver varios partidos de pádel. Así podrás distinguir ciertos movimientos y aprenderás a golpear la pelota. El pádel, aunque comparte posiciones con el tenis, es mucho más rápido y dinámico. A continuación, te decimos otras cosas que debes tener en cuenta.

Haz una prueba de nivel

Como ya hemos mencionado, el pádel es un deporte para jugar en parejas. Por ello, es básico que busques o te asignen a alguien que tenga tu mismo nivel. Si juegas con personas que no tienen un nivel similar a ti, es posible que el juego no sea fluido.

Para tus primeras clases de pádel, no es necesario que busques una pareja a la que enfrentarte. Durante las primeras sesiones, lo mejor es practicar junto a otra persona principiante.

Se constante en tu práctica

Como en todos los deportes y disciplinas, la constancia es fundamental para jugar como un profesional. Por ello, no debes creer que al segundo entrenamiento ya serás el mejor, todo se logra poco a poco pero con mucho esfuerzo. Lo ideal es practicar mucho para perfeccionar tus golpes, movimientos de pala y saques.

También te recomendamos que marques objetivos realistas. No pretendas ganar el primero torneo y superar a una pareja que practica desde hace tiempo. Disfruta cada partido que juegues e intenta aprender de tus errores y derrotas. Así ganarás experiencia en el juego.

Saca y usa la pared en tus clases de pádel

Es muy importante que practiques los diferentes movimientos y, especialmente, el saque. Para ello, debes golpear la pelota desde abajo hacia arriba para que vaya por encima de la cadera del jugador. De otro modo el saque sería nulo. Asimismo, el saque debe ser obligatoriamente en diagonal para que la pelota llegue hasta el otro extremo de la parte contraria de la pista. Y, al hacerlo no debes pisar la línea que divide la pista, esto contará como saque inválido.

En los primeros entrenamientos, intenta usar la pared para aprender nuevos golpes y poder desplazarte con mayor naturalidad. Por ejemplo, un movimiento característico del juego es lograr que la pelota rebote contra la pared para devolver la bola de forma más fácil. Para ello, debes dejar que primero toque en la pista y, después, pegarle hacia la pared.

Ahora que ya sabes cómo son las clases de pádel, solo te queda poner en práctica estos consejos y disfrutar de este deporte único.