El masaje deportivo es una de las técnicas de la fisioterapia más beneficiosas para los deportistas. No solamente sirve para masajear el músculo después de hacer ejercicio. También es muy recomendable realizarlo antes de hacer deporte para preparar el tejido muscular.

No se trata de un tipo de masaje peculiar y único. Aun así, se distingue del resto por el efecto terapéutico que efectúa sobre el deportista. Hoy hablaremos sobre sus propiedades beneficiosas y cómo puede ayudar a corregir las afecciones causadas por el sobre esfuerzo.

Si te interesa el tema y te gustaría aprender en profundidad estas técnicas fisioterapéuticas, puedes consultar nuestro Máster Experto en Masajes Deportivos. Así podrás conocer los métodos que se acostumbran a practicar para mejorar el bienestar de las personas deportistas.

Beneficios del masaje deportivo

El masaje deportivo tiene varios objetivos, por eso es uno de los métodos más presentes en las sesiones de fisioterapia. Veamos cuáles son:

Objetivos principales

  • Reforzar el músculo para que soporte el sobre esfuerzo del ejercicio. Para ello, se masajea el tejido muscular para garantizar su buen estado.
  • Reduce el número de lesiones tras una dura competición o entrenamiento.
  • Ayuda en la recuperación de las lesiones físicas del deportista.

Tipos del masaje deportivo

Los especialistas deportivos y fisioterapeutas identifican tres clases de masaje según su finalidad.

Mantenimiento físico

Este tipo de masaje se realiza de manera periódica. Trata de estimular la elasticidad de los músculo del deportista para evitar una sobrecarga en el momento de realizar ejercicio.

Preparación deportiva

Es importante cuidar el físico del atleta que va a competir o que se va a someter a un duro entrenamiento. Se trata de un masaje vigorizante, pues su objetivo es estimular la circulación sanguínea para mejorar su rendimiento energético.

Programa de recuperación

Después de un duro entrenamiento es recomendable realizar este tipo de masajes, sobre todo pasada una media hora después del ejercicio. Realizar el masaje en este momento es muy bueno para aumentar el aporte sanguíneo ya que actúa como drenaje metabólico.